Escritura - Guiones de diálogo (2)

Escritura_icono 
 
   Continuamos con el tema «guiones de diálogo». Veamos algunas reglas más que, por supuesto, no son exhaustivas:

      1-. Cuando el signo de puntuación pertenece al parlamento del personaje, y hay una intervención del narrador, este signo de puntuación debe ponerse luego del guion de cierre que concluye la acotación del narrador.
        Por ejemplo:
        —Carolina —dijo lentamente Martín—, ya no podemos continuar así.
     
      2-. Cuando, luego de la intervención del narrador, el parlamento del personaje continúa en una nueva oración, luego del guion de cierre que concluye la acotación del narrador se debe colocar un punto (.), aun cuando el parlamento previo del personaje lleve signos de exclamación o interrogación.
        Por ejemplo:
        —¡Otra vez lo mismo! —gruñó Marina—. Bueno, dilo de nuevo, si eso te hace feliz.
        —Nunca hablamos de esto realmente —dudó Martín—. He tratado de decírtelo tantas veces…

      3-. Cuando el parlamento del personaje, debido a su extensión, ocupa varios párrafos, a partir del segundo párrafo ya no se deben colocar guiones de diálogo, sólo comillas de continuación. Estas comillas solamente se colocan al comienzo de cada párrafo y no deben cerrarse.
        Por ejemplo:
        —A ver —dijo Marina—, veamos qué es lo que nunca me dijiste. Por ejemplo, nunca te acercaste a mí, tembloroso y lleno de dudas (como ahora), para decirme que debíamos hablar. ¿O sí?
        »Nunca te retorciste las manos como si fueran un trapo de piso mientras me decías que sobre lo que querías hablar era nosotros. ¿O sí?
        »Nunca te atragantaste diciéndome que así no podemos continuar. ¿O sí?
        »Pero lo hiciste, ¡lo hiciste tantas veces! Y el problema no es que empieces esta conversación, no. El problema no es que finalmente juntes el valor para decirme que quieres irte. Sino que el problema está en que nunca lo haces. ¿Lo entiendes? Nunca terminas esta conversación de otra manera que no sea disculpándote. ¿O sí?

   En el punto 1) y 2), si se tiene dificultad en saber si el signo de puntuación pertenece al parlamento del personaje o no, simplemente se debe suprimir la acotación del narrador para verlo claramente.



   La información aquí suministrada, si bien es veraz hasta donde llega el conocimiento de la autora, es parcial e incompleta. No es la intención de este blog funcionar como un lugar de consulta de estos temas, sino sólo comentarlos brevemente; se deberá acudir a los libros de texto correspondientes para completar la información.

5 comentarios:

  1. Gracias! Clarísima la explicación. Me sacó muchas dudas.

    ResponderEliminar
  2. Y ¿qué textos correspondientes podrían servirme de consulta?

    Clara la aportación, y precisa sobre todo. Gracias.

    :-D

    ResponderEliminar
  3. De nada.
    Hay tantos que no sabría cuál recomendar, cualquier libro serio sobre gramática y corrección de estilo te puede ayudar.
    Saludos.

    ResponderEliminar

Mini-diccionario literario

Narrador protagonista: es una figura donde el narrador coincide con el personaje principal de la narración. Este narrador, por naturaleza, es un narrador limitado ya que sólo conoce una parte de los hechos y los describe desde un punto de vista subjetivo.
Ver más

¿Qué se cuenta en el blog?

¿Cuál es el mejor compañero de los minicuentos?